La segunda criptomoneda más popular después del Bitcoin, Ethereum, completó ayer The Merge (‘La Fusión’ en español), con la que pretendía reducir su consumo de energía. Este paso suponía cambiar la minería competitiva por la cooperativa y calculan un ahorro eléctrico de hasta un 99,95%.

En concreto, The Merge dará como resultado que la minería de la moneda digital pase de emitir 11 millones de toneladas anuales a menos de 870. Mediante esta disminución, Ethereum pasará de consumir lo mismo que países como Chile, Austria o Finlandia a generar menos dióxido de carbono que unos pocos hogares estadounidenses durante un año con el uso de electricidad, según la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos.

El cambio de minería

Hasta ahora, Ethereum había minado su criptomoneda usando el método Proof-of-Work (PoW, ‘prueba de trabajo’ en español). Dicho proceso implicaba emplear potentes equipos o conjuntos de ellos para la resolución de cálculos complejos que validaban operaciones o transferencias de terceros.

La transición al nuevo modelo comenzó en 2016, cuando Ethereum evaluó la posibilidad de adaptar el modelo Proof-of-Stake (PoS, ‘prueba de participación’ en español). En este caso, el procedimiento consiste en que sean otros propietarios de la criptomoneda los que validen las operaciones y transacciones en proporción a la cantidad sobre el total que tengan.

Con el PoW, la moneda virtual se creaba a través de la minería competitiva, ya que los operadores buscaban ser los primeros en resolver las complejas operaciones. La segunda opción es más responsable con el medio ambiente, pero tiene una desventaja: existe más riesgo de perder los fondos por ciberataques.

Los problemas del método PoS

Según explican en Bit2Me, «los sistemas PoS requieren que la cartera del usuario esté siempre abierta y conectada a Internet. Esto genera un problema de seguridad que puede permitir a los ciberdelincuentes aprovechar vulnerabilidades para robar fondos de dichas carteras». Sin embargo, también detallan que «la seguridad de la red es mucho más fiable», lo cual dificulta algunos ataques conocidos, como el ataque de 51%.

Simon Peters, analista experto en criptoactivos de eToro, estimó que esta actualización podría tener efectos positivos en la cotización de la criptomoneda al reducirse la oferta. De momento, esta subida del valor no se ha visto reflejada y, a la hora de redactar este artículo, Ethereum sigue bajando con pérdidas de un 8,41% por hora.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Get Free Traffic