En agosto, China probó un misil hipersónico con capacidad nuclear que terminó dando la vuelta al mundo demostrando una capacidad espacial avanzada que pilló por sorpresa a la inteligencia estadounidense. El ejército chino partió al espacio con un misil que iba incorporado en un cohete con el fin de realizar un trayecto suborbital con dirección a su objetivo, aunque cayó a más de 32 kilómetros de distancia.

Fuentes del diario Financial Times señalaron que el misil hipersónico fue transportado por un cohete ‘Long March’, cuyos lanzamientos generalmente se anuncian a pesar de que la prueba de agosto se mantuvo en secreto.

El Gobierno chino no ha realizado declaraciones sobre la prueba en cuestión, pero Liu Pengyu (portavoz de la Embajada china) ha asegurado para Financial Times que “China no tiene una estrategia global militar como Estados Unidos, asimismo, no está interesada en absoluto en lanzar una carrera armamentística con otros países”.

Además de China, Estados Unidos y Rusia, otros cinco países están trabajando en la tecnología hipersónica. Estos misiles son capaces de transportar armas nucleares aunque pueden llegar a volar cinco veces más rápido que la velocidad del sonido, asimismo, toman una trayectoria baja en la atmósfera para golpear al objetivo de manera rápida y son más maniobrables a pesar de que sean más difíciles de seguir.

No obstante, China ha desarrollado esta tecnología de manera ofensiva, hasta tal punto de considerarla crucial para defenderse de los avances estadounidenses. Es más, esta prueba se ha realizado en un momento de tensión entre EE. UU. y el país chino, teniendo en cuenta que Pekín ha acentuado sus actividades militares cerca de Taiwán y Joe Biden ha tomado una táctica dura contra Beijing.

En los últimos meses, responsables militares estadounidenses advirtieron sobre las crecientes capacidades nucleares de China, particularmente después de que se publicase imágenes por satélite sobre la construcción con más de 200 silos de misiles intercontinentales. De momento, China no está sujeta a ningún acuerdo de control de armas y ha rechazado entablar conversaciones con Estados Unidos sobre su arsenal y política nuclear.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Get Free Traffic