Esta mañana, de 9:00 a 10:30 hora peninsular española, la empresa internacional de hosting y servicios cloud OVH tenía programada una “reconfiguración rutinaria” en uno de sus centros de datos de Estados Unidos.

Este mantenimiento se llevaba a cabo con el objetivo de reforzar la seguridad ante ataques DdoS, ya que estos han aumentado “significativamente” en los últimos días, según ha explicado en Twitter el propio presidente de la compañía, Octave Klaba.

A pesar de que en un tuit previo se advertía de que no se esperaba “ningún impacto” para los usuarios y que el centro de datos “se aislaría antes del cambio”, en la práctica esto no es lo que ha ocurrido: en torno a las 10 horas se ha dado la voz de alarma sobre un fallo global que ha dejado fuera de juego a miles de webs y plataformas que dependen de los servicios de OVH.

El mismo Klaba ha recocido en Twitter que este ‘apagón’ mundial se ha debido a “un error humano” durante la reconfiguración de la red del centro de datos de Estados Unidos para el que estaba programado el mantenimiento. El presidente de OVH ha explicado que dicho fallo ha derivado en “un problema en toda la red troncal” y que iban a aislar el data center y “arreglar su configuración”.

Klaba sostiene que “en los últimos días, la intensidad de los ataques DDoS ha aumentado significativamente” y que por ello habían decidido aumentar su “capacidad de procesamiento DDoS agregando nuevas infraestructuras” en su centro de datos de Vint Hill, Washington DC, donde se ha producido el error, que él ha explicado como “una mala configuración del router” que ha provocado el fallo de la red. “Se cortó el router con la configuración D2 incorrecta”, concluía el presidente de OVH.

El proveedor de hosting francés afirma que sus servicios están “volviendo gradualmente” tras la interrupción mundial, que ha durado alrededor de una hora, aunque los afectados siguen reportando problemas. Según su informe de interrupciones, la solución implicó “el aislamiento de equipos de red en Estados Unidos”.

Al intentar conectarse hoy al sitio web de OVH, los usuarios veían errores ‘503: Backend no disponible’, un tipo de fallo que “suele ser el resultado de la falta de disponibilidad de los servidores detrás de la IP”, explican desde la compañía. La página de estado del proveedor de alojamiento también se ha apagado con los servidores de la empresa durante el proceso de mantenimiento.

“Actualmente estamos llevando a cabo una campaña de verificación con nuestros clientes para confirmar que todos sus servicios han sido restaurados”, decía OVH en un comunicado. “Pedimos sinceras disculpas a todos nuestros clientes afectados y seremos muy transparentes sobre las causas y consecuencias de este incidente”.

No obstante, algunos afectados por la caída han cuestionado el momento elegido para llevar a cabo la actualización, en plena hora punta en los horarios laborales de las empresas de Europa, que representan el grueso de sus clientes.

Recordemos que OVH es uno de los proveedores de servicios en la nube y alojamiento web más grandes del mundo, con 400.000 servidores en más de 30 centros de datos en todo el planeta y presencia en 140 países. Proporciona alojamiento web, servicios de computación en la nube y servidores dedicados a 1.300.000 clientes empresariales a nivel mundial y un fallo en su red puede conllevar un efecto cascada como el ocurrido este miércoles.

La compañía llegó a los titulares a principios de este año tras un incendio en sus instalaciones de Estrasburgo el 10 de marzo que arrasó con dos de sus centros de datos allí y que provocó también la caída de cientos de webs.

Sus centros de datos SBG1, SBG2, SBG3 y SBG4 fueron cerrados para contener los daños del incendio, que comenzó en SBG2.

El fundador de la empresa explicó más tarde que SBG2 era un centro de generación anterior construido en 2011 y que OVH estaba trabajando para reemplazar la infraestructura antigua por tecnología más nueva.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Get Free Traffic