La crisis de los chips lleva marcando el ritmo de la producción de la mayoría de las industrias el último año. La falta de estos pequeños componentes ha hecho que muchos sectores se resientan y no puedan fabricar productos al 100% de su capacidad, creando un ‘agujero’ en los stocks de las tiendas y puntos de venta de todo el mundo.

Diversos expertos del sector, desde actores como Intel hasta el propio Banco Central Europeo, han subrayado en diferentes ocasiones que la recuperación en la producción y entrega de semiconductores no comenzará hasta mediados del año 2022. Este desabastecimiento está afectando a algunas de las principales empresas de telefonía del mundo: sin ir más lejos, Apple podría perder entre 3.000 y 4.000 millones de dólares ingresos por esta causa, según afirmo su CEO, Tim Cook.

Con todo, esta situación y sus consecuencias ha provocado también cierto malestar o temor entre la población: el miedo a quedarnos sin lo que queremos o a encontrarlo solo a precios desorbitados ha empujado a la gente, por ejemplo, a comprar preventivamente algunos de sus regalos de Navidad con más de un mes de antelación.

Pero tal vez exista una alternativa al consumo desmedido, una que en los últimos años se ha ido poniendo cada vez más de moda y que no solo es buena para nuestros bolsillos, sino también -y principalmente- para el medioambiente. Hablamos de apostar por los productos reacondicionados, es decir, dispositivos a los que se les da una segunda vida revisándolos y restaurándolos con garantía.

“La falta de semiconductores está afectando a la industria de los smartphones y la compra de teléfonos reacondicionados podría ser la solución para reutilizar los chips y evitar así el colapso de la fabricación tecnológica, que está provocando un retraso de hasta cuatro meses en la venta de algunos móviles. El cambio del modelo de consumo favoreciendo el mercado de los smartphones reacondicionados supondría una revolución en este sector, ya que reduciría considerablemente el uso de materiales no renovables, algo que ahora mismo es indispensable para mantener la sostenibilidad de la producción tecnológica”, opina Salvatore Macri, Country Manager España de CertiDeal.

A nivel económico, añade, “el aumento en la venta de teléfonos reacondicionados podría suponer un giro importante en el sector de la telefonía; un dato a tener en cuenta considerando que estos smartphones se venden hasta un 70% más baratos”.

Según los datos de la consultora IDC, el mercado de los móviles reacondicionados crecerá un 13,2% en 2021, dato que dobla aproximadamente la previsión de crecimiento para los dispositivos nuevos de alta gama, que se quedarán solo en el 7,4% de mejora. Este negocio de teléfonos reparados con garantía llegará a los 255,3 millones de unidades enviadas este año, un 13,2% más que en 2020. Los motivos son, por un lado, el precio de estos productos y, por otro lado, su resistencia a las consecuencias de la crisis de semiconductores.

Estas buenas cifras, además, no serán algo solo temporal, ya que la consultora prevé que el mercado de los móviles reparados con garantía continúe aumentando hasta 2024 a un ritmo del 11,4% por año. En concreto, IDC apunta a que en 2024 se alcanzarán 351,6 millones de unidades enviadas, un 55,9% más que en 2020. “Los dispositivos reacondicionados y usados continúan brindando alternativas rentables tanto para los consumidores como para las empresas que buscan ahorrar dinero al comprar un teléfono inteligente”, afirman.

Back Market, otra de las compañías que se dedican a reacondicionar teléfonos móviles, asegura que alcanzará en nuestro país un incremento “de tres cifras” este año si se compara con 2020 “gracias al precio, al cambio de las formas de consumo hacia la economía circular y al aumento del comercio electrónico”, según la responsable de marca de la empresa en España, Blanca Marín. Esta empresa ha logrado llegar a los siete millones de clientes en el mundo en siete años.

La oferta de tecnología de segunda mano también resiste ante la crisis de los semiconductores. Según la plataforma de ventas Milanuncios, la telefonía y la informática de este tipo de productos mantienen su oferta estable con un total de 660.741 anuncios en el último año -lo que supone un incremento anual del 10,9%-, tiempo durante el cual este sector ha generado más de 136 millones de euros.

Milanuncios ha realizado un análisis del mercado tecnológico de segunda mano en el último año, “una alternativa sostenible y económica para adquirir productos como smartphones, portátiles o tablets frente a la incertidumbre del mercado”, dicen desde la plataforma. En el mes de septiembre, la demanda que tuvieron de estos artículos se incrementó un 103% respecto al mismo mes del año anterior.

Como es habitual, la telefonía lidera el ranking en productos más demandados y el iPhone 11 y el iPhone 12 son los más buscados. Así, según el estudio de la plataforma, el 54% de la oferta -casi 346.000 anuncios- corresponde al mundo smartphones y otros 219.000 a informática, incluyendo ordenadores, portátiles, tablets y eBooks, pero también placas base, discos duros y memorias RAM. Como decimos, destaca el móvil de Apple como el producto más ofertado y más demandado en tecnología con más de 80.000 anuncios y 389.000 búsquedas.

Otra suerte ha corrido la categoría de procesadores, que sigue la misma tendencia que el mercado global. “Con un total de 3.551 anuncios, ha registrado una reducción de su oferta del 67,6% desde octubre de 2020, cuando registraba su máxima oferta”, señala el informe.

A esta categoría se suma también la de las videoconsolas, especialmente por lo difícil que está siendo conseguir una Xbox o una PlayStation de nueva generación. Es la que menos volumen de oferta registra con más de 95.000 anuncios, una reducción de la oferta de un 37,6% desde diciembre de 2020, según datos de Milanuncios.

“Es posible que, con las previsiones de los productores de tecnología actuales, vayamos viendo cada vez más los efectos del desabastecimiento de microchips”, comenta Íñigo Vallejo, PR & Content Manager de Milanuncios. “Esta es la oportunidad que tenemos para terminar de convencernos del valor que la tecnología de segunda mano, que no requiere de nueva fabricación, puede ofrecer a los consumidores a nivel individual y a la sociedad a nivel medioambiental”.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Get Free Traffic