Una de las vistas más impresionantes de Cataluña nos las regala el teleférico de la Vall Fosca, y es que con él podremos aventurarnos hasta los 2.200 metros de altura en el espectacular paisaje del Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici. Se trata de una de las atracciones más populares de esta zona de los Pirineos y sin duda, merece la pena visitarla.

Un paisaje espectacular a vista de pájaro

El espacio natural de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici es el único parque nacional de Cataluña y abarca 105 kilómetros cuadrados de terrenos de alta montaña. Aquí la naturaleza es exuberante, con un paisaje marcado por los ríos, cascadas, bosques, valles glaciares y casi 200 lagos de montaña.

En uno de sus bellos rincones es donde encontramos el teleférico de la Vall Fosca con el cual podremos ascender hasta lo 2.200 metros de altura salvando un desnivel de 450 metros. De este modo, tal y como podríamos imaginar, en los 14 minutos que dura el trayecto, disfrutaremos de unas vistas maravillosas del parque a vista de pájaro.

El teleférico abrió sus puertas para los viajeros en 1989, pero anteriormente fue usado para la construcción de la central reversible de Sallente. Se utilizó para trasportar el material de la obra, de modo que es capaz de transportar hasta 25.000 kilos. Incluso, llegó a subir un camión hormigonera hasta los más de dos mil metros de altura.

Rutas por la naturaleza

Una vez arriba, justo en el punto de llegada del teleférico, al lado del impresionante lago Gento, encontraremos un bar-restaurante abierto en julio, agosto y septiembre. Mientras nos tomamos algo, podremos contemplar una espectacular panorámica del sur del valle desde su terraza-mirador.

Además, desde aquí podemos hacer numerosas excursiones para ver los 32 lagos de la zona. Por ejemplo, la Vía Verde del Carrilet tiene una longitud de 5 kilómetros y es perfecta para hacer en familia. Otras opciones son subir a los picos Peguera o Montsent de Pallars, ambos cerca de los 300 metros, o hacer la ruta de los Carros de Foc a través de los refugios que hay dentro del parque nacional.

Cómo llegar al teleférico

El teleférico parte del embalse de Sallente, a dos horas de la ciudad de Lleida por la C-12. Allí podremos dejar el coche en un parking y subir en el teleférico.

Apúntate a la newsletter y recibe en tu correo las mejores propuestas para viajar por el mundo.

Get Free Traffic