Uno de los paisajes más bellos que nos regala la naturaleza es un amanecer lleno de suaves tonos rosas y naranjas. Ese momento en el que asoman los primeros rayos de sol y el ambiente se presenta tranquilo. Si queremos ser los primeros en experimentar esa sensación, deberemos desplazarnos hasta Es Castell, en Menorca, la población más oriental de España, y por lo tanto, donde se produce el primer amanecer de todo el país.

Origen británico

El pueblo de Es Castell se fundó en el siglo XVIII bajo el nombre de Georgetown en honor al rey Jorge III de Inglaterra, y es que sus orígenes se remontan a la época de dominación británica de la isla de Menorca. Los militares ingleses establecieron esta villa para tener un núcleo de población cercano al castillo de San Felipe, que protegía la boca de entrada al puerto de Mahón.

La huella de esa etapa permanece viva en Es Castell. Su trazado aún conserva su estructura cuadriculada original, marcada por una plaza de armas con cuarteles ingleses, características ventanas de guillotina y edificios de fachadas de un rojo típicamente inglés que imita el color del ladrillo británico.

Además, si queremos adentrarnos de lleno en la historia del pueblo, frente a su Ayutamiento encontramos el Museo Militar, donde podremos ver desde planos hasta pinturas de la época.

Desde su puerto hasta su cala

La vida de Es Castell siempre giró alrededor de su puerto, Cales Fonts. A día de hoy este lugar nos regala un paseo tranquilo donde admirar los pequeños llaüts meciéndose al ritmo del mar y donde disfrutar de la gastronomía de la zona en sus restaurantes a pie de muelle. Y en las noches de verano podremos hacer alguna que otra compra en su mercadillo hippie.

El puerto nos brinda el escenario perfecto para vivir la experiencia del primer del amanecer de España, con sus calmadas aguas convertidas en un espejo del cielo. Pero además, en su cercana cala de Sant Esteve también podremos maravillarnos con ese espectáculo de la naturaleza.

Esta playa de rocas se encuentra al final de un largo entrante de mar que serpentea en la tierra. Y a apenas 400 metros del lugar, se alza el Fort Marlborough, un fuerte construido por los británicos entre 1720 y 1726 que nos traslada a la época de los asedios del siglo XVIII a través de su exposición.

Cómo llegar a Es Castell

Desde Mahón, la capital de Menorca, el trayecto hasta Es Castell es de tan solo 10 minutos por la Ronda de Mahón y la Me-2. Por otro lado, desde Ciutadella, asciende a 50 minutos por la Me-1.

Apúntate a la newsletter y recibe en tu correo las mejores propuestas para viajar por el mundo.

Get Free Traffic