Para muchos comerciantes online, el descubrimiento realizado por The Wall Street Journal ha supuesto un tremendo alivio. El diario económico estadounidense ha desvelado que Google ha creado un comprador online falso para confirmar que los precios de los productos coincidían con los de Google Shopping. Ese es el corolario de la historia, pero hay mucho detrás y lo cuentan en el periódico norteamericano:

Todo comenzó cuando muchos vendedores online vieron como un tal John Smith se dedicaba a rellenar carros de la compra digitales, pero nunca finalizaba la compra. Esto empezó a descuadrar los análisis que realizan los comerciantes y que, en la mayoría de los casos, les sirven para tomar decisiones empresariales respecto al comercio electrónico.

Shawn Bercuson, director ejecutivo de FinnBin Inc, fue uno de los primeros que dio la voz de alarma. En mayo, el comprador falso de Google llegó a dejar 73 órdenes a medias. Investigó y comprobó que la dirección era de Silicon Valley.

También Jeffrey Gornstein, de ComfortHouse.com, fue víctima de John Smith. Su proveedor de correo electrónico le advirtió sobre el masivo envío de correos a cuentas inexistentes. Mails enviados a las cuentas dejadas por el ‘bot‘ de Google en sus amagos de compras.

Diversos comerciantes inquirieron en el sorprendente asunto y descubrieron que el comprador misterioso de Google siempre dejaba correos de Gmail. Además, otorgaba una dirección de la sede central de Google en Mountain View.

Enfrascados ya en la historia del extraño comprador de Silicon Valley, The Wall Street Journal se puso en contacto con Google y, tal y como apuntan en su artículo, tras varios intentos, un portavoz de la compañía reconoció que era un ‘bot’ creado por ellos. El objetivo, explicó, era confirmar que el precio final del producto –con impuestos y gastos de envío– coincidía con el mostrado en Google Shopping.

Señaló también el representante de la empresa, que tratarían de hablar con los comerciantes para aclarar lo sucedido y pergeñar un método con el objetivo de que los sistemas automatizados puedan trabajar en sitios de ecommerce sin generar confusiones como las creadas por el, ya famoso, John Smith, el comprador falso de Google.

Get Free Traffic