Las montañas del norte península no dejan de sorprendernos. Por si no bastase con la gran belleza y el increíble patrimonio natural que albergan, esconden secretos que son ver para creer. Uno de los más curiosos, y seguro que de los pocos existentes en el mundo, es el que se encuentra en el municipio asturiano de Cuevas, en Ribadesella.

Se trata de la Cuevona de Cuevas, una espectacular cavidad natural cuya particularidad es la de servir como única vía de comunicación con el exterior de este pequeño pueblo, situado entre el río y la montaña. Como si de un túnel se tratara, la carretera se introduce dentro de la montaña, acompañada en su recorrido por un pequeño arroyo, dejando al visitante atónito frente a la espectacularidad de las formaciones que va contemplando.

El único acceso al pueblo

La cavidad cuenta con cerca de 300 metros de recorrido donde los conductores pueden disfrutar de la inmensidad de sus bóvedas. Este paso es el único acceso al pueblo, por lo que es bastante concurrido. A pesar de ello, se encuentra en un perfecto estado.

En su visita se pueden observar increíbles formaciones calcáreas como estalactitas, estalagmitas o coladas, que dada su belleza y singularidad, algunas reciben nombres como ‘La lengua del diablo’ o ‘Las barbas de Santiago’. De hecho, para un mayor disfrute se han habilitado dos aparcamientos antes de la cueva, donde los visitantes pueden dejar sus vehículos y acceder a ella y al pueblo a pie.

Cuevas, un municipio con hórreos y mucho encanto

El municipio de Cuevas, aparte de su impresionante acceso, se ubica a orillas del río Sella y al pie de la montaña, convirtiéndolo en un pueblo con mucho encanto. Se caracteriza por albergar un gran número de hórreos y, junto con las cercanas poblaciones de Tresmonte y Xuncu, ofrece numerosos elementos etnográficos y muestras de arquitectura tradicional.

De entre sus atractivos destaca la ruta de los molinos, que parte del propio pueblo y que resulta especialmente interesante porque permite ver diferentes molinos de agua.

Cómo llegar

Desde Oviedo, la duración del trayecto es de 1 hora por las carreteras A-64 y A-8, mientras que desde Santander, el viaje es de alrededor de 1 hora y 25 minutos por la carretera A-8.

Apúntate a la newsletter y recibe en tu correo las mejores propuestas para viajar por el mundo.

Get Free Traffic