La NASA decidió en una reunión del sábado que el tercer intento de lanzamiento de Artemis I finalmente no se efectuará en la fecha prevista. A pesar de los contratiempos del pasado miércoles, la prueba de llenado de combustible del cohete Space Launch System (SLS) había salido bien, por lo que el plan de que mañana 27 de septiembre seguía en marcha, al menos así era hasta el fin de semana.

El motivo no tiene nada que ver con el estado del SLS, sino con el pronóstico del tiempo, que vaticina una tormenta tropical a la que han denominado Ian. Esta se desplazará hacia el norte a través del este del Golfo de México como un huracán, justo a la costa suroeste de Florida. Además, un frente frío también se moverá del norte al sur del estado.

En Florida se encuentra Cabo Cañaveral, la zona en la que la NASA tiene situada su plataforma de lanzamiento. Ahí, se prevén lluvias y tormentas eléctricas que afectarían significativamente a un lanzamiento de Artemis I exitoso.

De hecho, un pronóstico de la Fuerza Espacial de Estados Unidos calcula que las condiciones climáticas hacen que las posibilidades de éxito del lanzamiento se reduzcan al 20%.

Las restricciones de lanzamiento contemplan que el cohete debe evitar los rayos naturales y provocados por él mismo en pleno vuelo. Esto podría ser negativo no solo para la misión, sino también podría suponer un riesgo para la seguridad pública, afirma la Fuerza Espacial.

Desde que la agencia espacial anunció el aplazamiento de la misión, el equipo ha estado atento a cualquier actualización meteorológica. Según publicaron en la cuenta oficial de Twitter del Kennedy Space Center de la NASA hace 4 horas, los ingenieros están preparando el sistema para llevarlo de regreso al edificio de ensamblaje de vehículos espaciales.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Get Free Traffic