Durante los meses de verano, nada mejor que buscar un lugar al aire libre que nos brinde una escapatoria para el calor. Los parques urbanos, jardines y atracciones naturales son el sitio perfecto para ello, ya que también nos acompañará la belleza de sus paisajes. En ese sentido, desde Musement ha realizado un ranking con los más populares de Europa en base al número de reseñas recibidas en Google.

Parque del Retiro (Madrid)

El popular parque madrileño lidera la clasificación con sus 125 hectáreas. Los amantes de la naturaleza pueden pasear por los esplendorosos jardines, como el Parterre o la Rosaleda, mientras que a los apasionados de la cultura les encantarán las exposiciones que alberga el Palacio de Cristal, la estatua de El Ángel Caído y el monumento a Alfonso XII.

Park Güell (Barcelona)

El Park Güell se ha convertido en uno de los símbolos de Barcelona y uno de los lugares más populares entre los turistas que visitan la ciudad. Su importancia es tal que, desde 1984, forma parte de la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco. A la belleza arquitectónica de la escalinata principal, la Sala Hipóstila o el famoso banco ondulado de la Plaza de la Naturaleza, hay que añadir la enorme diversidad botánica presente en este espacio verde.

Hyde Park (Londres)

Hyde Park ocupa una superficie de más de 140 hectáreas y es uno de los ocho Parques Reales de Londres. Además de poder pasear, tomar el sol o relajarse frente al lago Serpentine, este alberga numerosos memoriales, fuentes y estatuas. Una de las zonas más emblemáticas es Speakers’ Corner, donde se han realizado discursos y debates públicos desde mediados del siglo XIX y se dice que personajes históricos como Karl Marx, Vladimir Lenin y George Orwell se manifestaron en esta parte de Hyde Park a favor de la libertad de expresión.

Jardines de Luxemburgo (París)

Su creación se remonta a 1612, cuando la reina regente María de Médicis ordenó su construcción para complementar el Palacio de Luxemburgo. En la actualidad, 21 de sus 23 hectáreas están abiertas al público, y en sus jardines se aprecian claramente los estilos inglés y francés. Pasear por la rosaleda, admirar la colección de orquídeas del invernadero, maravillarse con las más de cien estatuas repartidas por el recinto o jugar al tenis son solo algunas de las muchas cosas que se pueden hacer en estos jardines situados entre barrio Latino y el barrio de Saint-Germain-des-Prés.

Jardín de las Tullerías (París)

Cuando Catalina de Médicis ordenó la construcción del Palacio de las Tullerías en 1564, quiso acompañarlo de unos esplendorosos jardines y, aunque el palacio fue destruido muchos años después por la Comuna de París, los jardines lograron salvarse. Hoy en día, es un lugar lleno de vida, al que acuden tanto los parisinos como los turistas para pasear, relajase junto a los estanques, admirar el jardín francés diseñado por André Le Nôtre o disfrutar de las esculturas de Maillol y Rodin.

Prater (Viena)

Este enorme parque público situado en Leopoldstadt fue utilizado durante siglos como coto de caza de los Habsburgo, hasta que en 1766 se abrió al público, coincidiendo con la inauguración de bares y cafeterías. Hoy en día es un auténtico paraíso tanto para los que buscan un plan divertido como para los que prefieren relajarse. El Prater alberga el parque de atracciones Wurstelprater con la famosa Noria Gigante de Viena. Por otro lado, la parte del Prater verde cuenta con amplias zonas boscosas y de césped, ideal para pasear, montar en bici, hacer un pícnic o simplemente descansar y respirar aire puro.

Parque nacional de los Lagos de Plitvice (Croacia)

Pasear por las pasarelas y senderos que conectan los 16 lagos principales del parque es una experiencia difícil de olvidar. Esta maravilla de la naturaleza forma parte de la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco desde 1979.

Parque Real Łazienki (Varsovia)

El parque más grande de Varsovia fue proyectado en estilo barroco por el arquitecto Tylman van Gameren. En la actualidad, en sus 76 hectáreas se distinguen tres secciones bien diferenciadas, creadas en distintas épocas: el Jardín Real (siglo XVIII), el Jardín Romántico (siglo XIX) y el Jardín Modernista (siglo XX). Además de la riqueza botánica, el parque también es famoso por albergar edificios históricos como el Palacio de la Isla o la Casa Blanca, aunque la joya de la corona es el monumento de Chopin, dedicado al célebre compositor.

Villa Borghese (Roma)

Villa Borghese es uno de los parques más visitados de Roma, y la perfecta fusión de arte y naturaleza explican en gran medida su éxito. Además de pasear por los preciosos jardines y admirar las vistas panorámicas de la ciudad de Roma, la Villa Borghese tiene otros muchos atractivos, como la Galería Borghese, cuya colección alberga obras de artistas de la talla de Bernini, Canova o Caravaggio.

Parque Sempione (Milán)

Este oasis urbano, que se extiende a lo largo de 40 hectáreas, se encuentra justo al lado del Castillo Sforzesco, uno de los monumentos más importantes de la ciudad. En el interior del parque hay un pequeño lago artificial y además de las zonas de césped, cuenta con numerosas especies de árboles provenientes de todo el mundo, cuya sombra es el refugio perfecto durante los días más calurosos del verano. Otros puntos de interés que vale la pena visitar son el Arco de la Paz, la Trienal, el Acuario cívico y la Torre Blanca.

Apúntate a la newsletter y recibe en tu correo las mejores propuestas para viajar por el mundo.

Get Free Traffic