Sevilla cuenta con todo un elenco de pueblos en los que lo primero que llama poderosamente la atención son sus fachadas blancas. Pero además, estos lugares poseen una enorme riqueza arquitectónica y están rodeados de un entorno natural privilegiado. Estos son los 10 pueblos en los que tienes que hacer una parada si visitas Sevilla y sus alrededores.

Estepa

Famoso por sus mantecados, este pueblo de la sierra sur de Sevilla, es también conocido como El Balcón de Andalucía por los espectaculares paisajes de los que se rodea. No te puedes ir sin visitar sus fábricas de dulces y dar buena cuenta de su polvorones, mantecados y alfajores, de merecida fama internacional. Pero Estepa es mucho más que sus mantecados. Tiene lugares tan interesantes:, como el Cerro de San Cristobal en lo alto del pueblo, la antigua alcazaba árabe, de la que hoy queda parte de la muralla, algunos aljibes y torreones, y la Torre del Homenaje.

Lebrija

En esta ruta por los pueblos sevillanos no puede faltar Lebrija, por ser uno de los más bellos. Situado en la comarca del Bajo Guadalquivir, cuenta con un enorme patrimonio histórico y cultural. De hecho, el pueblo está lleno de casas señoriales y edificios religioso. Pero a Lebrija hay que ir también para saborear su gastronomía. Te aconsejamos que pruebes platos tan tradicionales como la puchera de Lebrija o el ajo blanco con migas al estilo lebrijano.

Constantina

Verde y blanco, y un castillo que sobresale en lo alto de una colina, es lo primero que te llamará la atención al llegar a Constantina. Este pueblo arropado por la Sierra Norte de Sevilla, cuenta además con un importante legado formado por numerosas casas señoriales e imponentes mansiones situadas en el casco histórico. Lo mejor es dejarte llevar por las callejuelas de esta localidad que no puede faltar en el mapa de los lugares con más encanto de Andalucía.

Cazalla de la Sierra

En el Parque Natural de la Sierra Norte de Sevilla se encuentra este bonito pueblo famoso por sus vinos y aguardientes. Cazalla de la Sierra sorprende por su blancura e invita a pasear por sus tranquilas calles empedradas. Lugares de interés: la Parroquia de Nuestra Señora de la Consolación y los restos del castillo. Y uno de los lugares con más encanto es la plaza del Concejo, donde se alojó Felipe V, en 1730, cuando eligió este pueblo sevillano para desconectar y superar sus depresiones.

Osuna

Es uno de los lugares más bellos que te encontrarás en una ruta por Andalucía. Este pueblo de fachadas blancas y escaleras interminables, cuenta con un importante patrimonio cultural, pero sobre todo, descubrirás que va sobrado de encanto. Osuna invita a pasear por sus calles disfrutando de la tranquilidad, y admirando los palacios y casas señoriales que salen al paso, como el Palacio del Marqués de la Gomera (del siglo XVIII), la Casa de los Rosso y la Casa de los Torres. Y además, puede presumir de contar con una de las calles más bonitas de Europa, la de San Pedro.

Carmona

Carmona es otro de los bonitos pueblos que te recomendamos en esta ruta. Prepárate a andar porque cuenta con un enorme patrimonio que merece la pena visitar. Se trata de una de las localidades más monumentales de toda Andalucía, gracias al legado que han ido dejando las distintas culturas que han pasado por aquí. Destacan los monumentos de carácter mudéjar y renacentista o la necrópolis romana. Pero también te impresionarán la puerta de Sevilla y de Córdoba, así como las numerosas casas palacio que irás encontrando mientras paseas por esta bonita localidad sevillana.

Y lo mejor es terminar el recorrido en la animada Plaza de San Fernando o por la zona de la calle Prim, donde no faltan bares y restaurantes para reponer fuerzas y de paso dar buena cuenta de la rica gastronomía de la zona.

Santiponce

Un recorrido por este atractivo rincón andaluz pasa por un paseo por su historia. Situado en la comarca del Aljarafe, a tan solo 7 km de Sevilla, durante la época romana, Santiponce fue una de las ciudades españolas más relevantes. Prueba de ello es que dos emperadores, Trajano y Adriano, son originarios de aquí.

Destacan, las ruinas de la antigua ciudad de Itálica, la que fuera la primera ciudad romana fuera de territorio italiano. Y también el Monasterio de San Isidoro del Campo, fundado en 1301 por Alonso Pérez de Guzmán, más conocido como Guzmán el Bueno.

San Nicolás del Puerto

La sensación de frescor y relax no solo la trasmiten sus cuidadas casas blancas, también los rincones naturales que hay alrededor. Situado en pleno centro del Parque Natural de la Sierra de Sevilla, este pueblo sevillano puede presumir de ser un paraíso verde en plena Andalucía.

En San Nicolás del Puerto toca disfrutar de fabulosos paisajes como las Cascadas del Huéznar o el Cerro del Hierro, y por supuesto de su playa artificial conocida como la «playa de Sevilla».

Sanlúcar la Mayor

Un bonito pueblo de típicas casas encaladas y edificios históricos, entre los que destaca el de la Casa de la Cilla del Cabildo. Y es que por este pueblo sevillano han pasado numerosas civilizaciones, lo que se refleja en un rico patrimonio que no puedes dejar de visitar. Entre los lugares de interés también están las murallas Almohades, del siglo XIII, y la Iglesia de San Pedro del Castillo, que cuenta con un antiguo cementerio de origen árabe.

Aznalcázar

Situado a orillas del río Guadiamar y muy cerca del Parque Nacional de Doñana, es una de las paradas imprescindibles en esta ruta por los pueblos blancos de Andalucía. Entre los lugares de interés, la Casa Grande, el Arco de la Pescadería (antigua entrada a la fortaleza), la Iglesia de San Pablo y la Fuente Vieja.

Y para tomar las mejores instantáneas, sube al Cerro del Alcázar, donde solo quedan algunos restos del castillo, pero disfrutarás de unas vistas únicas del Corredor Verde del Guadiamar.

Apúntate a la newsletter y recibe en tu correo las mejores propuestas para viajar por el mundo.

Get Free Traffic