A las puertas del comienzo del Mundial de Fútbol masculino en Qatar 2022, las polémicas no paran de salir una detrás de otra. A pesar de ello, los preparativos siguen adelante y la tecnología será la gran protagonista en el gran evento deportivo.

Dentro de las demostraciones tecnológicas que se verán en el mundial, sobresale el vuelo inaugural de los primeros drones que transportarán a personas desde los vertipuertos a los estadios. Los vehículos no tripulados reciben el nombre de eVOLT (aeronave eléctrica de despegue y aterrizaje vertical) y han sido desarrollados por Impact Strategy, especializada en Inteligencia Artificial, y el grupo Globalvia.

El propósito con estos drones es reducir la contaminación, el tráfico y el tiempo de traslado que podría generarse con medios de transporte más comunes a raíz de la celebración deportiva. «Las aeronaves, a falta de algunas confirmaciones por parte de la organización, volarán entre los 800 y los 1.000 metros de altura con un máximo de dos pasajeros a bordo -señala Humberto De Cal, socio director de Impact Strategy-. Pueden cargar hasta 1.000 kg y navegan gracias a tecnología de radiofrecuencia e Internet«.

Según De Cal, la web solo estará disponible en los vertipuertos para descargarse las rutas para evitar la posibilidad de hackeo. La señal no será necesaria para nada más, puesto que los viajes tendrán una duración promedio de cinco minutos y, en ese tiempo, los usuarios no echarán en falta estar conectados.

Los eVTOL dispondrán de baterías similares a las que tienen los vehículos eléctricos, pero disfrutarán de una carga más rápida, para que puedan estar funcionando constantemente. Además, sus desarrolladores han equipado a los drones con dos baterías de seguridad que solo se activarían si las habituales dejan de funcionar.

Gracias a Impact Strategy, los eVTOL cuentan con una tecnología basada en Inteligencia Artificial destacable. Los vehículos aéreos no tripulados disponen de sistemas de Big Data que analizan los trayectos, la meteorología, el tiempo y la distancia que existe.

Aunque los eVOLT no estén tripulados, sí que se controlan desde el suelo con, al menos, 10 encargados de asegurarse de que el funcionamiento sea el indicado.

Los pasajeros podrán reservar sus viajes a los estados desde una app llamada NextNorth que De Cal explica que controla «todas las etapas del vuelo, incluyendo también la parte previa al despegue, es decir, la llegada al vertipuerto para asegurarse de que quien ha hecho la reserva es quien va a bordo».

No obstante, este tipo de trayectos no está entre las opciones más económicas, puesto que el precio de un billete será de 3.000 euros. La ‘justificación’ de este coste podría ser que se trata de una tecnología que está comenzando a aplicarse y los pasajeros que se monten durante el mundial podrán presumir de haber sido los primeros en hacerlo.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Get Free Traffic