La misión Artemis I de la NASA está formada por el cohete SLS y la nave espacial Orion, y tras realizar el lanzamiento esta mañana a las 7:49 hora peninsular española, se ha enviado la primera imagen alejándose de la Tierra en su viaje de seis días a la órbita lunar.

En un rueda de prensa, los responsables de la misión indicaron que la etapa central del SLS y los propulsores gemelos llevaron a Orion a la órbita terrestre, pero la cápsula necesitaba otro empujón para liberarse de la gravedad de la Tierra y dirigirse a la Luna. Dicho impulso se obtuvo gracias a un largo encendido de motor llamado ‘Etapa Interina de Propulsión Criogénica’ (ICPS).

El motor del ICPS se puso en marcha 87 minutos después del despegue de la misión Artemis I, asimismo, estuvo encendido durante 18 minutos para aumentar la velocidad de Orion de 28.160 a 36.210 kilómetros por hora.

Otro de los acontecimientos históricos sucedió 115 minutos después del vuelo, cuando Orión se separó del ICPS. La cápsula y su módulo de servicio irán hacia la órbita lunar, mientras que el ICPS despliega diez cubesats antes de regresar a la Tierra.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Get Free Traffic