La provincia de Lugo se caracteriza por el gran contraste de sus paisajes, ya que posee tanto zona montañosa como litoral, con playas impresionantes y tan famosas como la de Las Catedrales.

En el interior, se encuentran la Reserva de la Biosfera de Terra do Miño y parte de las del Río Eo, Osco y Terra de Burón y de los Ancares. Además, Lugo forma parte del Camino de Santiago, en cuyo recorrido por esta zona el visitante encuentra monasterios e iglesias románicas de interés.

Estamos en Lugo. Asentada sobre un cerro a orillas del río Miño, la capital de la provincia conserva tranquilas calles peatonales, amplias plazas y espacios ajardinados, donde sobresalen edificios como la Catedral, el Palacio Arzobispal y el Ayuntamiento. Y su muralla. Esta milenaria muralla (en la imagen) está declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Pero salgamos de la ciudad. Estos son ocho (casi nueve) lugares para visitar a menos de una hora de Lugo.

Declarado Reserva de la Biosfera en 2002, ocupa una amplia franja del centro-norte de Lugo que se corresponde con la cuenca alta del río Miño. Abarca 26 municipios del interior de la provincia. Se trata de un paisaje de montañas y valles, donde los pastos y las tierras dedicadas al cultivo comparten protagonismo con hábitats naturales de gran valor, de las fragas (bosques de tipo oceánico) a las insuas (islas) fluviales. El itinerario mejor acondicionado es el que parte próximo a la ciudad de Lugo, en la ribera del río Fervedoira, y recorre unos 18 kilómetros por la orilla izquierda del Miño hasta la desembocadura del río Neira.

Las calles de su casco histórico son una buena muestra del trazado urbano característico de los pueblos y aldeas de la comarca de Lugo denominada Terra Chá. En la parte alta de la localidad se sitúan los vestigios del castro primitivo de la villa. Junto a este antiguo asentamiento, también se pueden contemplar los restos del castillo medieval (siglo XVI). La zona es popular por los hallazgos arqueológicos y los numerosos castros que existen. Uno de los más conocidos es el Castro de Viladonga (en la foto). Sus instalaciones cuentan, además, con un museo.

Curiosa su historia: tuvo que moverse de lugar cuando se levantó el embalse de Belesar, que anegó la antigua villa de Portomarín. Piedra a piedra fueron salvados sus principales monumentos: la iglesia románica de San Pedro y la monumental iglesia fortaleza de San Nicolás. También algunos de los antiguos palacios medievales se colocaron en la plaza principal del nuevo emplazamiento de Portomarín, en lo alto de una colina. El puente medieval quedó bajo las aguas y sólo se conservó a la entrada del nuevo puente el arranque y uno de sus arcos. Fuera de la villa y de su conjunto monumental cabe mencionar otras iglesias también románicas: Cortapezas y Castromaior.

Conserva en su casco urbano numerosos edificios y monumentos que atestiguan la importancia que alcanzó en siglos pasados. Su casco antiguo está declarado Bien de Interés Cultural. Además de pañavios e iglesias hay que ver el puente de Monforte o “Ponte Vella”, atribuido a los romanos, pero cuya configuración actual es del siglo XVI, con detalles medievales.

Es etapa obligada en el Camino de Santiago. El monasterio de San Xian de Samos (en la imagen), edificado a orillas del río Sarriá, es un compendio de estilos, conjugando estructuras románicas, góticas, renacentistas y barrocas. Los amantes de la naturaleza y el senderismo pueden recorrer el valle del Lóuzara y la espectacular Sierra do Oribio.

Se encuentra situada en un hermoso valle en la Comarca de la Mariña Central. Forma parte también de la Ruta de la costa del Camino de Santiago. Es una villa con gran historia, organizada en torno a la hospitalidad y laboriosidad del monasterio benedictino fundado en el 969. También Lourenzá es un municipio de gran atractivo por sus paisajes, como el entorno de Cazolga.

Situado en un amplio valle abierto hacia el Cantábrico, es una de las más evocadoras capitales del antiguo Reino de Galicia. Su casco antiguo está declarado Bien de Interés Cultural. Hay que ver la Catedral Basílica de la Asunción (que además alberga el museo Catedralicio), el Palacio Episcopal, el Consistorio Viejo o el Seminario de Santa Catalina. Por su arquitectura tradicional y su estructura de canales, otro lugar destacable es el barrio de Os Muiños.

La comarca de Os Ancares está situada entre las provincias de Lugo y León y es Reserva de la Biosfera por la UNESCO. Cuenta con numerosas especies vegetales y casi 50 endemismos ibéricos. En cuanto a la fauna, se pueden encontrar más de 200 especies vertebradas con una relevante representación de aves rapaces y especies en peligro de extinción como el urogallo y el oso pardo.

Y a un poco más de una hora…

En este Monumento Natural, en las riberas del río Landro, el eucalipto es el protagonista. Pero no esos delgados y avariciosos eucaliptos que tantos daño han hecho en los bosques. No, estos son 600 ejemplares y todos de grandes dimensiones; por algo se plantaron en 1860. El primero de ellos es el Abuelo de Chavín, el eucalipto más grande de Galicia y puede que el árbol más alto de España y uno de los de mayor envergadura de Europa. En las orillas del Lando está también el área boscosa llamada Val do Naseiro y lugares de interés como la cascada del Pozo da Ferida (río Loureiro) con un desnivel de 30 metros de altura.

Get Free Traffic