¿Alguna vez has oído hablar sobre Terravision? La serie reciente de Netflix bautizada como ‘El código que valía millones’ refleja una de las demandas más polémicas de Google. El juicio se mantuvo alejado de la prensa en 2014, no obstante, debes saber la siguiente información antes de visualizar la serie.

Terravision se trataba de un proyecto creado en los 90 como si fuese una ‘obra artística’ sobre la Tierra, debido a que a través de imágenes satélite y datos geográficos se construyó cada rincón del mundo. Dicho proyecto estaba bajo el mando del estudio de arquitectura ‘Art + Com’ con sede en Berlín.

Gracias a las fotografías interactivas y en 3D consiguieron que los usuarios tuviesen la sensación de que se habían desplazado a cualquier lugar a través de sus pantallas, debido a que podían moverse libremente y en tiempo en real sobre una Tierra fotorrealista. Como era de esperar, Terravision acaparó la atención de empresas tecnológicas y terminó lanzándose de manera oficial en 1994.

En 2001 se crearía el famoso Google Earth, una terrible noticia para la empresa alemana porque Google había plagiado la herramienta de Terravision. Dicho gigante tecnológico empezó a recibir demandas desde ese momento, mientras tanto, Art + Com empezó a analizar sus opciones para reclamar una compensación.

Hasta 2006, los alemanes no se reunieron con los representantes de Google para negociar la compra de la patente de Terravision, sin embargo, la oferta estadounidense fue muy baja y Google Earth siguió funcionando porque los berlineses la rechazaron. Finalmente, Art + Com terminó demandando a la empresa por el plagio de Terravision en 2014 ante los tribuales por haber copiado la patente del algoritmo.

La serie no es una historia de éxito debido a que refleja la perspectiva de los perdedores. Los abogados de Google vencieron el juicio al considerar a través del jurado popular que Art + Com no había demostrado la violación de su patente. En octubre de 2017, el Tribunal de Apelación del Circuito Federal de EE. UU. confirmó la invalidación que la empresa alemana emitió en 2013 para reclamar 100 millones de dólares a Google.

Art + Com ha comunicado en su página web que “por razones cinematográficas, algunos detalles se omiten y otros se simplifican para hacer que el complicado tema del desarrollo de un software sea comprensible para todos los públicos. Pero los aspectos capitales de la creación de la herramienta y del proceso legal, sin embargo, son bastante cercanos a los hechos reales”.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Get Free Traffic