Conocer la rica gastronomía de Costa Rica es un buen motivo para visitar el país y uno de los aspectos de la cultura de los ticos (como se conoce popularmente a sus habitantes) que más sorprenden a los viajeros. Basado en productos frescos y locales, el recetario típico ha ido pasando de generación en generación, una tradición gastronómica que podemos encontrar especialmente en las sodas, sus establecimientos más populares y el mejor sitio para probar los platos imprescindibles.

Los pilares de la gastronomía de Costa Rica se asientan sobre la dieta indígena prehispánica, enriquecida con la gran variedad de productos frescos que se producen en el país. En el año 2011 se puso en marcha un Plan Nacional de Gastronomía Costarricense Sostenible y Saludable (PNGCSS) que, además de trabajar para que la forma de comer fuese sobre todo sana y formar a los ciudadanos en ese sentido, ha hecho un gran esfuerzo por recuperar la cocina de siempre.

Así han conseguido revitalizar la cocina tradicional y evitar que se perdieran los ingredientes y las técnicas de toda la vida, a la vez que se impulsaba una gastronomía más sostenible. Descubre con nosotros los secretos gastronómicos de Costa Rica, sabor a Pura Vida.

Conoce las sodas: la tradición más auténtica

En Costa Rica, una soda no es una bebida sino un establecimiento familiar donde se sirven los platos más típicos de su gastronomía y, además, a precios muy asequibles. Se pueden encontrar sodas en todos los pueblos, ciudades y carreteras del país, por eso se han convertido en auténticos guardianes de un recetario que pasa de generación en generación.

Las sodas son el refugio de un recetario que pasa de generación en generación

El ambiente en las sodas es de lo más interesante y variopinto. En estos locales comen los trabajadores de las clases populares, una garantía de que el menú será barato y sabroso, pero coinciden con gentes de todo tipo como músicos, funcionarios, escritores y estudiantes. Por eso merece la pena sentarse en ellas, como en la de Acapulco en San José (una de las más conocidas), a disfrutar de los sabores tradicionales de Costa Rica.

Un desayuno típico y el almuerzo más económico

Para conocer a fondo la riqueza culinaria del país, hay que probar al menos algunas de las recetas imprescindibles de su gastronomía. Por ejemplo, para comenzar bien el día se toma el desayuno típico de los ticos: gallo pinto, un plato a base de arroz, frijoles negros, cebolla, cilantro y chile dulce, siempre acompañado de la famosa salsa Lizano.

Aunque cada cocinero le da su toque y varía según las regiones (en la zona del Caribe se prepara con leche de coco, que le da un sabor muy diferente), esos son los ingredientes principales de un buen desayuno en Costa Rica, siempre acompañados de natilla, plátano frito y queso de Turrialba.

Otra de las comidas más populares del país es el casado, como se llama a un plato de carne de vaca, cerdo, pollo o pescado con un acompañamiento típico. Muy económico, nació para cubrir las calorías necesarias para sobrellevar una larga jornada de trabajo y se come a la hora del almuerzo. El acompañamiento tradicional, con ligeras variaciones, suele ser arroz, frijoles negros (a veces, rojos o pintos), ensalada, plátano maduro y picadillo. En cualquier soda de Costa Rica te servirán un buen casado.

Aperitivos al estilo tico

En Costa Rica no hace falta saltarse el aperitivo, ya que ellos lo toman igual que nosotros. Pero allí lo típico es el chifrijo, un plato popular que nació en los bares de San José. Ahora este tentempié se puede encontrar no solo en bares sino en muchos puestos de comida rápida y en la calle. Consiste en chicharrones de cerdo y frijoles (de ahí que se llame chifrijo) con aguacate, pico de gallo, arroz blanco y tortilla de maíz troceada.

En cuanto a las tortillas de maíz, son un ingrediente fundamental de la gastronomía costarricense y de muchos países vecinos de Latinoamérica. Se consumen como acompañamiento de cualquier plato y rellenas (gallos, la versión costarricense de los tacos), como en España el pan.

Están hechas a base de maíz, sal y agua, aunque en ocasiones se sazonan con especias. De origen precolombino, las tortillas son un fantástico sustituto del pan blanco por ser un alimento muy nutritivo y bajo en grasas, así que no te cortes y haz como los ticos, van bien con cualquier sabor.

Imprescindibles: del ceviche a la olla y el café

El entrante más habitual en casi todas las sodas y restaurantes es seguramente una de las preparaciones más conocidas por los españoles: el ceviche, que se sirve con galletas de soda. En Costa Rica, la corvina y el camarón son el ingrediente principal más común para el ceviche, una receta sencilla y muy refrescante donde el pescado o marisco se marina con zumo de limón. A esa base se le añade cebolla morada, cilantro, chile… cada chef tiene su secreto.

En Costa Rica, la corvina y el camarón son el ingrediente principal más común para preparar el ceviche

Igual que aquí tenemos la fabada o el cocido, en Costa Rica hay un guiso tradicional que no debemos dejar de probar: la olla de carne. Este plato tan sabroso como contundente es propio de la región Guanacaste y se prepara con posta y costilla de res, papas, ayote, yuca, elotes, cebolla y ajos.

Para conseguir su reconocible sabor, se utilizan una mezcla de varias especias: culantro de coyote, chile dulce, orégano, comino, tomillo y un toque se azafrán. Luego sus elementos (caldo, carne, verduras) se sirven, cómo no, con arroz blanco y combinados al gusto de cada comensal.

Y después de comer una buena olla de carne en una soda, hay un mandamiento tico que cumplir: tomarse un delicioso café, otra de las joyas de la gastronomía de Costa Rica. De excelente calidad, la forma tradicional de prepararlo es chorreado, es decir, filtrando agua muy caliente y muy despacio sobre el café en una bolsa de tela fina que es como una media. Así se logra sacar todos los aromas y el sabor del café costarricense.

Sabores del Caribe

Por último, en el menú de las sodas podemos encontrar también el legado del mestizaje, muy presente en localidades como Puerto Viejo. Cuando se construyó el ferrocarril en la costa del Caribe, para dar salida al mar a la producción de café, llegaron muchos trabajadores de lugares como Jamaica o las Antillas. Con ellos entraron en Costa Rica nuevos sabores que se terminaron incorporando a la gastronomía tradicional de la zona.

La fisonomía de la costa caribeña de Costa Rica es diferente, así como la comida que se sirve en sus sodas. Dos buenos representantes de los sabores del Caribe son el rondón, una potente sopa de pescado, con leche de coco y yuca; y el ‘rice and beans’ con pollo, una receta muy sabrosa donde la leche de coco y los chiles que se añaden a la cocción de los ingredientes principales se llevan el protagonismo.

Alta cocina en Sikwa

Si nos decantamos por darnos un homenaje en un restaurante de primer nivel, uno de los mejores del país es el que regenta Pablo Bonilla: Sikwa, en Escalante, el barrio de moda de San José. En conexión con todos los platos de los que hemos hablado, este chef se dedica a recuperar la gastronomía ancestral de Costa Rica, tanto en su local como con una línea propia de productos y una tienda ‘online’. Su labor fue reconocida en 2020 por la iniciativa “El Espíritu de América Latina” de Latin America’s 50 Best Restaurants.

Pablo Bonilla busca “educar a través del plato” y sus recetas cuentan las historias de las diferentes regiones

Bonilla resume la filosofía de su proyecto en la frase “educar a través del plato” y sus recetas buscan contar las historias de las diferentes regiones que ha conocido, para evitar que la cultura gastronómica de Costa Rica desaparezca. En un vistazo al menú de Sikwa encontraremos muchos sabores por descubrir: gallina achiotada con ñame, pescado con anisillo, tamal de maíz pujagua, helado de michilá, nibs de cacao de Talamanca… Un auténtico placer para el paladar y, a la vez, un completo viaje por los diferentes sabores costarricenses.

Despedimos este recorrido por la mejor gastronomía tica con una videorreceta (Picadillo de papas con chorizo para gallos) de Pablo Bonilla, para quien se atreva a cocinar un plato típico costarricense, ya sea antes o después de viajar a esta rica tierra y conocer sus tesoros culinarios in situ.

Más información en Visitcostarica.com

Texto: Bluemedia Studio y Rafa Pérez

  • REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
    Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.
Get Free Traffic