El 1 de noviembre, como cada año, tiene lugar en España la conmemoración del Día de Todos los Santos, una festividad de origen religioso en la que se homenajea a todos los santos de la historia. Durante este día, muchas familias aprovechan también para visitar a los difuntos en los cementerios.

Este año, el 1 de noviembre cae en domingo, por lo que la festividad se pasa al lunes día 2 de noviembre, por lo que es puente en algunas de las comunidades autónomas, concretamente, en Andalucía, Aragón, asturias, Castilla y León, Extremadura y Madrid.

De este modo, se puede aprovechar para poner rumbo a diferentes destinos en los que se mezclan lugares de interés turístico, histórico, cultural y gastronómico.

Durante el mes de noviembre, Sevilla es una de las ciudades más recomendadas. Fuera ya de las elevadas temperaturas que se alcanzan durante el verano, pasear por sus calles, contemplar su catedral, dejarse sorprender por el Real Alcázar y fotografiarse en la Plaza de España son planes perfectos para esta época del año.

Lo mismo sucede en Córdoba, otra ciudad que se puede visitar durante el mes de noviembre, cuando todavía no hace frío en exceso y tampoco se sufren las elevadas temperaturas del verano. Su judería, la Mezquita de Córdoba y el ambiente de sus calles durante este puente festivo es de lo más recomendable.

Por el norte, Cantabria es un lugar muy turístico durante el verano. Sin embargo, noviembre es un mes donde poder viajar a este destino sin tanta afluencia de turistas. Aunque no se pueda disfrutar de sus playas, Cantabria tiene mucho más: los paisajes naturales, los atardeceres desde el faro de Cabo Mayor, la gastronomía o los pequeños y encantadores pueblos del norte son algunas de las recomendaciones.

Lo mismo sucede en Asturias. Durante esta época, se pueden contemplar estampas otoñales únicas. Arte Prerrománico, acantilados, pueblos con mucho encanto, degustación de sus platos típicos, bosques llenos de magia otoñal y playas para pasear viendo el atardecer son algunos de los planes que se pueden hacer en esta zona.

Si se quiere optar por un plan de otoño rural, nada mejor que el Valle del Tiétar. Alojarse en una pequeña casa rural con chimenea, hacer rutas de senderismo por bosques llenos de color y disfrutar de la época de recogida de castañas y de setas, son planes perfectos para disfrutar en familia y desconectar de la gran ciudad.

Los famosos cerezos que ofrecen una estampa teñida por el color de las flores durante la primavera, se tornan de un color anaranjado y rojizo durante los meses de otoño. De ahí que el Valle del Jerte sea otra de las mejores opciones para poner rumbo durante el puente de noviembre. Además, esta zona siempre ofrece una buena oferta gastronómica y múltiples opciones de alojamiento.

Ver esta publicación en Instagram

Casas Rurales Mi Valle Rural

Una publicación compartida de Mi Valle Rural (@mivallerural) el

También Cádiz se convierte en un destino que, aunque se suele asociar al verano, se puede aprovechar mucho en noviembre. Dejando de lado los baños en la playa y los mojitos en los chiringuitos, Cádiz tiene innumerables atractivos culturales que merece la pena conocer. Así, noviembre es una época con menos afluencia de visitantes, perfecta para pasear por las calles de la capital, conocer el Puerto de Santa María, fotografiarse por Vejer de la Frontera, adentrarse en Algeciras, en Setenil de las Bodegas o comer por Sanlúcar de Barrameda.

Get Free Traffic