El prototipo SN15 de la nave Starship de SpaceX ha realizado con éxito su prueba de vuelo suborbital yendo un paso más allá que sus predecesores.

Este ha sido el vuelo inaugural de esta nueva generación de prototipo de nave espacial -SN15 significa número de serie 15 e incorpora muchas diferencias de diseño y construcción con respecto a los prototipos previos-.

Hoy hemos podido ver al SN15 despegando, alcanzando los esperados 10 kilómetros y planeando sobre el cielo de Boca Chica. La nave de acero inoxidable de 50 metros ha estado en el aire alrededor de seis minutos después del despegue para finalmente posarse suavemente sobre el suelo.

Recordamos que los cuatro anteriores tests, del SN8 al SN11, se lanzaron también de manera exitosa y consiguieron en su mayoría despegar, apagar sus motores Raptor, planear y voltearse, pero el final en todas ellas acabó con el prototipo de la nave hecho añicos. Solo SN10 logró volver a tierra con éxito en posición vertical en la plataforma, aunque lamentablemente también explotó debido al brusco aterrizaje.

En el caso de SN11, la nave explotó durante el procedimiento de reencendido del Raptor que inicia la maniobra de volteo, lo que hizo que el vehículo cayera al suelo en pedazos, aunque debido a la intensa niebla apenas pudimos apreciarlo.

Para que la prueba de hoy haya tenido éxito, la compañía de Elon Musk ha hecho importantes modificaciones en los motores del SN15. Durante los últimos días el prototipo de la Starship se ha sometido a intensas pruebas para asegurar que el test lograba las metas que SpaceX se había marcado.

Según las informaciones oficiales, Starship SN15 estaba programado para volar el martes 4 de mayo, con cierres de carreteras, restricciones temporales de vuelo y todos los trámites esperados de la FAA en orden. Sin embargo, SpaceX decidió cancelar el intento debido al clima y a las tormentas que se habían pronosticado para el área después del atardecer, lo que habría complicado las posibles operaciones de recuperación.

Como han expresado en numerosas ocasiones tanto los miembros del equipo como el propio Musk, SpaceX es plenamente consciente de que se requieren numerosos vuelos para afinar su comprensión de un perfil de vuelo único. De hecho, incluso con un vuelo del SN15 exitoso, repetir los logros es clave para conseguir la nave que quieren que sea Starship.

No obstante, eso no quita para que todos celebren los pequeños grandes éxitos, por lo que el CEO de la compañía no ha tardado en acudir a su red social favorita a mostrar su alegría con el resultado:

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Get Free Traffic