Bien es sabido que las islas Canarias son un atractivo turístico a nivel mundial. Esto se debe a su peculiar y exclusiva geografía esculpida hace millones de años por los caprichos de los volcanes. Esto, combinado con sus impresionantes playas, crea un contraste único en el mundo y que parece producto de la imaginación.

Las islas también albergan innumerables picos y miradores desde donde poder disfrutar de las mejores vistas y atardeceres. Este es el caso de uno de los puntos más conocidos de las islas, la Ventana de Gañifa o Ventana de Morro, ubicada en la isla de Gran Canarias. Una «vista al abismo», tal y como señala el libro 101 Lugares de Canarias Sorprendentes, que ofrece los atardeceres más espectaculares de las islas.

La Ventana de Gañifa

Este espectacular enclave en sus orígenes solo era un destino local, sin embargo, se ha convertido en todo un atractivo turístico para quién visite la isla. Y no es para menos, ya que el mar de pinares, nubes y montañas transportan casi al propio cielo gracias a que la vista se pierde en el horizonte.

Esto se debe a su excelente localización, que se encuentra sobre el punto más alto de Gran Canaria, el Pico de las Nieves, a 1.949 metros de altitud. En la instantánea cobran importancia también los Roques Nublo y La Rana, y como no, el Teide, el cual rasga imponente el horizonte.

Cómo llegar

Para disfrutar de la vista desde la Ventana de Gañifa se debe aparcar el vehículo en el mirador del Pico de Los Pozos de Las Nieves y seguir a pie el sendero que hay en dirección a la carretera. El camino no está señalizado, pero sí se encuentra marcado en la tierra. Seguidamente, se verá lo que se conoce como el Roque del Señor Champiñón, y si se sigue el camino se hallará la famosa vista.

Apúntate a la newsletter y recibe en tu correo las mejores propuestas para viajar por el mundo.

Get Free Traffic